El Debut Distorsionado de WEEKEND


Aquí tenemos otro grupito de chavales (tres para ser exactos, de San Francisco si hay que concretar) que vuelven a abrazarse al shoegaze para intentar mostrar a los demás eso que les corroe por dentro, todo aquello que les fustiga y que, generosos, desean compartir con el resto del mundo. Pero hablamos de shoegaze de la vieja escuela, del de Kevin Shield y sus My Bloody Valentine (de tantas veces que los nombramos como referencia en LokoFanzine deberíais daros cuenta de cuánto les idolatramos por estos lares) o, como no, de The Jesus and Mary Chains. Capas y capas de ruido distorsionado chirriándote en el auricular mientras una voz iracunda se intenta hacer oír por detrás. Puro goce, vaya. Si a todo esto le sumamos que las canciones intentan reflejar la misma épica oscura con la que desfilan las canciones de Joy Division (Age Class, Veil o End Times son un claro ejemplo de ello), tenemos un cocktail perfecto. Manido sí, pero no por eso deja de ser brillante.

La asfixia, el agobio perpetuo y la agonía, son marcas de la casa. Canciones con progresiones tan, tan largas que el escucharlas te retraen a ese sueño recurrente que sueles padecer casi a diario en el que, por más que quieres, te resulta imposible avanzar y los pies, las piernas y el cuerpo entero te resultan de una pesadez inusitada. Si eres de aquellos a los que les gusta toda la imaginería del desamparo, este es tu disco.

A LokoFanzine le parece fantástico para escucharlo mientras caminas entre toda esa gente a la que, por una razón u otra, odias sobredimensionadamente sin saber por qué.

Te dejamos indicado el camino que lleva hasta donde alguien con buen corazón ha dejado escondido el disco. LokoFanzine no se hace responsable del mal uso que pudieras hacer del mismo, solo te recomienda que lo escuches y que, si te gusta, te compres el original y no dudes en ir a sus conciertos pues tienen toda la pinta de ser la bomba.

WEEKEND – Sports (Slumberland. 11)



¿Te gusta? Comenta pues..

0 comentarios: