CASABLANCAS se desmarca


Es motivo suficiente para hacernos sonreir el saber que Julian Casablancas ha vuelto. Pero sobre todo, y lo más importante y lo que realmente te hará feliz, el saber que ha vuelto sin The Strokes. Y no es por desmerecerlos, nada de eso. Nadie duda de la genialidad de la banda que puso el underground neoyorkino de nuevo en boca de todos y que llevó a chicos del mundo entero a lucir pitillos y a menear el culo al ritmo de riffs preciosistas de terciopelo. Eran geniales (o lo son, jamás han dicho que se haya acabado su aventura). Al menos sus dos primeros trabajos (con el tercero se pasaron tres pueblos, al igual que Coppola con El Padrino 3. Ambas continuaciones sobraban). Pero lo que Julian ha hecho ahora, es mucho mejor. O al menos, necesario e inesperado. De un golpe se ha quitado de en medio la duda que de un tiempo a esta parte se cernía sobre su supuesta incapacidad de seguir componiendo, dejando atrás la amenaza de quedarse en un fenómeno de temporada. Y por otro lado, da un giro a su trayectoría, profanando una zona en la que nadie habría pensado jamás que se atrevería ni siquiera a asomarse, demostrando que su voz dejada es capaz de acoplarse a cualquier ritmo y a cualquier circunstancia. Y es que ya había dado pistas de hacía donde se encaminaba cuando nos dejó "Little Girl", esa perla que grabó junto a Danger Mouse y Sparklehorse hace unos meses. Pero solo era un aperitivo de lo que nos esperaba. En este Phrazes for the Young, Casablancas usa todos sus artilugios digitales para pasar del rock-Strokes enchufado a la corriente ("Out of the Blue") al blues marciano ("4 Chords of the Apocalypse"), del electropop sinfónico ("Glass") al country futurista ("Ludlow St"), sin dejar de lado megahypes como "11th Dimension" y el machacón "River of Brakelights", perfectos para cualquier guateque que se preste, o temas épicos como el que cierra el album, "Tourist", el cual te deja el regusto en la boca el tiempo justo hasta que vuelves a darle al play en tu equipo.

Una delicia.

Más abajo te llevamos hasta donde se esconde el disco en la red con el fin de que descubras al artista y te compres el original si te gusta su trabajo. Pero sobre todo para que te entren ganas de ir a sus conciertos. No nos hacemos responsables si le das un mal uso.

Aquí os indicábamos el enlace pero debido a los de DMCA nos obligan a retirarlo so pena de cerrarnos el blog. De todas formas, los que esteis interesados en el disco, podeis mandarnos un mail a lokofanzine@gmail.com y os responderemos con el enlace. Más lo sentimos nosotros.

0 comentarios: