Los 10 Magníficos #8: CLINT EASTWOOD


Dicen de él que tiene cara de palo, que es poco expresivo y que nunca ha sonreido. Pero lo cierto es que su trabajo rebosa sensibilidad lo mires por donde lo mires. El que fuera icono del spaguetti western, gracias a sus colaboraciones con el gran Sergio Leone, y más tarde dejara su impronta grabada para siempre en el personaje de Harry Callahan, se ha descubierto en los últimos años como uno de los mejores directores de todos los tiempos. Digno heredero de John Ford, con la grandísima (con mayúsculas) Sin Perdón alcanzó por fin el reconocimiento unánime y desde entonces ha seguido regalándonos grandes obras que quedarán para siempre como legado para aquellos que amamos el cine. Que no le falte tiempo, aún le quedan balas en la recámara.
Vamos Clint, alégranos el día.


0 comentarios: