Cortos de Mente: HORÓSCOPO

Que para que haya luz es necesaria la oscuridad es algo que, aunque no logremos enteder jamás, es absolutamente cierto. Que los polos opuestos se atraen es otra verdad cientificamente comprobada y que, además, es extrapolable a todos, o casi todos, los ámbitos y situaciones. Pero lo más extraño de todo esto es la necesidad que las personas tienen de ser amadas por aquellas otras que parecen las menos indicadas para ello. La capacidad que tenemos de volver a enamorarnos una y otra vez de la persona más opuesta a nosotros. De tener cerca a nuestra némesis para amarla y odiarla, todo a la vez en un juego que no parece vaya a terminar.
Pero todo eso puede uno ahorrarselo: la próxima vez pregúntale antes que nada su signo del zodíaco.

1 comentarios:

  Anónimo

viernes, 25 de diciembre de 2009, 13:24:00 CET

los hipies estais caducaos...jajaja!!!